#VillalbaSueña

RFFM
shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : $0.00
View Cart Check Out

Un CUC Villalba «B» escaso de efectivos y sobrado de casta vuelve a ganar

El CUC Villalba “B” recibía al tercer clasificado con todo en contra. Convocatoria de 13 jugadores por las numerosas bajas, lesión de Adri, reestructuración de piezas… Pero aún así, sacaron lo mejor de sí para con un solitario gol de Mamadou, llevarse la cuarta victoria consecutiva.

El segundo equipo del CUC Villalba sigue en trayectoria ascendente tras lograr su cuarta victoria seguida ante un Quijorna que merodeaba los puestos de ascenso a Segunda Regional desde la tercera posición de la tabla clasificatoria.

La moral de los de Luiso hizo doblegar a un Quijorna con prensa de practicar un gran fútbol y poseer uno de los mejores arietes de la categoría. Para más inri, el cuerpo técnico del CUC Villalba “B” sólo disponía de 13 efectivos al tener 6 jugadores en la enfermería. Y en el calentamiento se sumaban más incovenientes con la torcedura de tobillo de Adri, pudiendo completar sólo 20 minutos del primer acto obligando a Luiso a agotar una de sus dos sustituciones.  Ante la escasez de personal, había que asumir riesgos colocando a Titi de lateral otorgándole una responsabilidad que cumplió. Pero el CUC Villalba sacó la casta, se sobrepuso a las adversidades y gracias a ello llegó el único gol del partido, el que dejaría los tres puntos en la Ciudad Deportiva. Jugada de estrategia liderada por Sánchez, que asiste a Mamadou quien de cabeza, y ganando la partida a su par, introduce el cuero en el fondo de las mallas.

A partir de ese gol, los apoyos y ayudas en presión se convirtieron en clave para que el CUC Villalba “B” mantuviera el portal a cero. Damian dispuso de la puntilla al filo del descanso, pero su mano a mano ante el portero se fue lamiendo la madera.

El Quijorna subía líneas en búsqueda del empate, y hasta tres veces se plantaron solos ante Adama, quien una vez más, se convertiría en un muro infranqueable y un tormento para aquel que osara intentar batirle.

En el segundo periodo, los serranos empezaban a caer a bandas intentando hacer daño con Costel y Monir. Mientras tanto, el Quijorna de nuevo tuvo otro cara a cara contra Adama que el guardameta solventó, y éste volvió a lucirse en un testarazo a bocajarro a la salida de un córner.

Pasaban los minutos y el partido entraba en su recta final. Damian y Edu pudieron apuntillar de nuevo marrando sus oportunidades solos ante el meta. Pero aún quedaba la última parte del sufrimiento villalbino. Seis minutos de añadido a fin de atar un nuevo triunfo que les coloca siete puntos del segundo clasificado.