El duelo de filiales da al CUC Villalba “B” la sexta victoria seguida

El CUC Villalba “B” tuvo que esperar hasta el último suspiro para arrancar por sexta vez seguida los tres puntos sobreponiéndose una vez más a los contratiempos. Los de Luiso encontraron un partido complicado, donde se adelantaban y los locales respondían empatando en un choque duro.

Luis García “Luiso” afrontaba un partido difícil en su planteamiento. Con lesionados y la necesidad de tener a otros tocados entre algodones le obligaba a improvisar en muchos aspectos, retrasando a Edu a la posición de central y colocando a Barroso en su sitio.  Por otro lado, Mamadou también gozaba de algunos minutos de descanso entrando Damian en su posición.

La visita al campo del Villanueva de la Cañada “B” era la segunda de las tres consecutivas que ha de afrontar el filial villalbino. La primera diana no se haría de rogar. Centro desde la derecha de Barroso y Capi, con precisión milimétrica, pone la cabeza para adelantar al CUC Villalba “B” y sumar así su tercer gol en los últimos cuatro partidos haciendo ver en él un gran estado de forma. A partir de ahí, el duelo se volvió algo más bronco y duro a fin de intentar frenar las internadas de Titi y Monir.

Los amarillos querían llevar la iniciativa, pero los de Villanueva de la Cañada empezaban a encontrarse más cómodos esperando el avance villalbino hacia su terreno de juego.  Con esa táctica robaron los locales un balón enviado a espaldas de la zaga del filial del CUC Villalba y así llegaba el empate pasada la media hora y con el que se finalizaría el primer periodo.

En la segunda parte, los villalbinos no se dispondrían a rendirse ante el juego tosco que planteaba el segundo equipo del Villanueva de la Cañada. Luiso no dudaba en mover sus piezas y empezaba a ganar más fuerza con la entrada de Mamadou, que tuvo una clarísima en un uno contra uno que se fue lamiendo la madera. Fue el gran aviso de lo que estaba por venir en el 67. Capi pasaba de goleador a asistente y con la cabeza se la dejaba a Monir para que se encargara de fusilar.

Costel y Alonso eran los siguientes en entrar al verde y Titi dejaba el tablero renqueante. El exceso de confianza puntual hizo que los villanovenses volvieran a igualar la contienda a falta de quince para el pitido final. Un cuarto de hora donde tocaba tirar nuevamente de casta y empuje. Monir era un hombre peligroso con sus internadas teniendo una ocasión con un mano a mano. Barroso aportaba centros que quitaban el hipo a los locales hasta que en el 90 apareció la sangre argentina de Fran Avallone, sacando el máximo partido posible a un centro de Costel para conseguir que el CUC Villalba “B” sumara su sexta victoria consecutiva en un complicado terreno de juego y siga sin ceder en la zona alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *