El filial del CUC Villalba endosa una manita en un recital ofensivo

El CUC Villalba “B” sigue en gran momento de forma. Los de Luiso han conseguido en los escolapios de Pozuelo un 0-5 con un recital de juego que les permite ampliar su racha de victorias consecutivas a tres sumando 180 minutos con portería a cero.

El CUC Villalba “B” viajó a los Escolapios de Pozuelo para hacer frente a las estrechas dimensiones del escenario del IE University Athletics. Pero Luis García “Luiso” planteó un encuentro de tal forma que se permitió el lujo de mandar durante todo el partido y mantener la seriedad en la totalidad del mismo. Gracias a ello, pronto se adelantaron los villalbinos en el marcador gracias a Capi, que aprovechó un balón llovido en asistencia de Titi para mandarlo a la jaula. A partir de ahí, el filial amarillo se soltó la melena y desplegó un juego ofensivo, con entradas por banda y creando mucho peligro con Costel y Titi.  De hecho, una de las internadas de Costel supuso el segundo gol antes de la media hora de juego, gracias a saber ver la llegada desde atrás de Mamadou, quien no perdonó.

Después de esto, las ocasiones se sucedían y se pudo ampliar la cuenta antes del intermedio. Pero en la segunda parte, el CUC Villalba “B” no varió el guión y se hacían fuertes no solo en la zaga comandada por Jorge Bisbal y Víctor, sino que el trivote formado por Fran, Edu y Capi se antojaba esencial para manejar los tiempos del partido, sin dejar maniobrar a los locales con comodidad. Todo ello fueron claves para apuntillar el encuentro a los cuatro minutos de la reanudación. Capi asiste a Mamadou para que el siete villalbino completara su doblete. Pero ahí no acabaría la cosa. Titi, con un potente disparo desde la banda izquierda quitó las telarañas de la escuadra de los Escolapios.

Con todo bajo control, Luiso anticipó los cambios para dar un aire nuevo a los suyos. Las novedades sobre el verde permitieron al conjunto serrano mantener el dinamismo, y pasada la hora de juego llegó el definitivo 0-5. Anotado por el recién incorporado Monir al fusilar en un rechace. A partir de ahí todo fue dejarse llevar, seguir con las claves que habían conseguido que Rafa en portería pasara sin apenas intervenir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *