Sentido homenaje a Borja Fernández-Blanco

Borja Fernández-Blanco posa junto al vicepresidente de la federación madrileña de fútbol, Manuel Martínez, con la placa y la camiseta firmada por la primera plantilla reconociendo su labor al frente de la entidad. (FOTO: Deborah Iraurgui)

En los prolegómenos del derbi ante el C.D. Galapagar era el momento de reconocer la intachable labor de Borja Fernández-Blanco San Miguel, al cual el inoportuno ictus sufrido en el partido de pretemporada contra La Granja le apartó del banquillo villalbino.

Borja Fernández-Blanco llegó al club hace ahora algo más de dos temporadas, demostrando valentía al atreverse a liderar un nuevo proyecto acompañado de Santiago Herrador y Carlos Arteaga. Lo hacía en la más complicada de las situaciones tras el cese de Futsmile y el plante de la primera plantilla a la hora de afrontar el partido ante la URJC Móstoles. A partir de ahí comenzaba una selección de nuevos jugadores, pruebas y más pruebas a fin de completar una plantilla que permitiera afrontar el resto del campeonato en el cual chirriaba un casillero negativo de tres puntos.

Aquella temporada terminó con una victoria en la penúltima jornada ante el Lugo de Fuenlabrada y con la progresión de un plantel que se atrevía a tutear a los cocos de la categoría.

Su segunda temporada, ya en Regional Preferente, ha sido la de consolidar al conjunto. Y lo consiguió, apuntalando el equipo donde había carencias y salvando holgadamente la categoría.

Durante la pretemporada surgía el gran contratiempo, ese Ictus en la disputa del partido ante La Granja que ponía a club, amigos y familiares en vilo y con solo una misión, el de apoyar a alguien querido en un momento difícil y el de devolver aunque fuera, una pequeña parte de lo que él nos había ofrecido.

Después de unos días en la UCI, ser tratado y dado de alta, Borja Fernández-Blanco se recupera satisfactoriamente y poco a poco todo forma parte del pasado. Su movilidad está reestablecida y el habla lo está recuperando a pasos agigantados.

Por todo ello, antes del partido, quisimos rendirle este homenaje al que no quiso faltar tampoco su familia. Recibió de manos del Director Deportivo del Club Unión Collado Villalba, Pepe Díaz, una camiseta personalizada firmada por todos los integrantes de la primera plantilla y acto seguido, el vicepresidente de la Federación Madrileña de Fútbol, Manuel Martínez, que también quiso sumarse al acto en representación del máximo organismo federativo a nivel autonómico, le hizo entrega de una placa.

Recent Posts

Leave a Comment