Diego “estamos siendo más equipo tanto fuera del terreno de juego como dentro”

En esta ocasión nos toca hablar con Diego, lateral derecho del CUC Villalba y que llegó al club porque “me hablaron muy bien del equipo a pesar de lo mal que se acabó el año pasado”. Para ello, una charla con Borja Fernández-Blanco fue decisiva para que se vistiera de amarillo. “Habló con él y me garantizó un buen trato” que a la postre se ha visto refrendado en gran rendimiento, cumpliendo con sus cometidos tanto ofensivos como defensivos.

En su primer año Senior después de su paso por Rayo Majadahonda hasta Cadete y hacer un buen papel en el juvenil de Aravaca, se ha enrolado en un club que con cuatro victorias seguidas empieza a crecer. Las claves para él son claras, “estamos siendo más equipo tanto fuera del terreno de juego como dentro.” sumándole además que “en el vestuario hay muy buen ambiente y nos compenetramos en el campo”  y añadiendo el grado de veteranía al afirmar que “jugamos más al fútbol y tenemos más cabeza”. Además, parafraseando a Jorge Valdano, el fútbol es un estado de ánimo y así se ve. “Lo que nos faltaba era ganar un partido y venirnos arriba”. Pero consciente de que los momentos dulces no son eternos, “lo más importante es que cuando nos toque perder o empatar no venirnos abajo”. Aún así, “es la cuarta seguida y vamos a por la quinta, hay que pensar en el próximo domingo y a seguir trabajando”

El haber sumado todos los puntos en las cuatro últimas citas, con el equipo a tiro de piedra de la zona de salvación, la moral de la plantilla no tiene límites y así lo expresa. “Contra este equipo ahora tienen que temblar todos los rivales, como se ve desde fuera, estamos jugando genial al fútbol”. Y el primero en poner a prueba la buena racha, coincidiendo con el inicio de la segunda vuelta será el Coslada, al que define como “uno de los mejores equipos de la categoría junto con el San Agustín, pero ya demostramos que podemos plantar cara y les puede costar ganarnos”.

En cuanto al último choque contra el Siete Picos, “hemos empezado la primera parte muy bien, pero nos hemos relajado tras el segundo gol y hemos sufrido un poco”. Ese pequeño mal trago no llegó con peligro serio por parte de los de Colmenar Viejo porque “hemos estado muy bien cerrados, nos hemos ayudado tanto los cinco de atrás como los cinco de alante”.